Un taller llevado a cabo por la NASA entre el 26 y el 28 de septiembre en la ciudad de Houston, en Texas, ha marcado el reinicio de la búsqueda de civilizaciones remotas por la agencia espacial. La luz verde a esta clase de actividades la dio el Congreso de EE.UU. hace varios meses, afirma un artículo del sitio web Universe Today.

El enfoque actual promete ser muy diferente de como era a finales del siglo pasado, cuando el programa de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (conocido por su acrónimo en inglés como SETI) fue también incumbencia de la NASA. Ahora lo que se plantea la agencia espacial estadounidense es identificar ‘tecnosignaturas’, es decir, las huellas o los efectos del uso de tecnología en las galaxias.

“El ejemplo más obvio pueden ser las ondas de radio, pero algunos expertos descartan incluso eso”, destaca el autor del artículo, Evan Gough, “puesto que el universo está plagado de ondas de radio producidas por fuentes naturales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *